Stuxnet y la ciberguerra

Cuando hablamos de guerra imaginamos las desgracias causadas por armas de fuego y soldados haciendo su sangriento trabajo en el campo de batalla… sin embargo, el siglo XXI nos trae un nuevo tipo de conflicto que no se libra entre trincheras ni con carros blindados sino que tiene como terreno de lucha los sistemas de los que depende el funcionamiento de nuestras sociedades: estoy hablando de la ciberguerra.

El pasado es de julio, la empresa alemana Siemens anunció haber encontrado un nuevo tipo de virus en la red que se comportaba de manera diferente a otros. Este gusano, llamado Stuxnet, está preparado para infectar ordenadores usando una vulnerabilidad de los sistemas Windows en conjunción con un determinado programa de la marca Siemens, y mantenerse oculto hasta que detecta una serie de condiciones que le harían ponerse en funcionamiento y alterar las consecuencias de los comandos introducidos por los usuarios.

O más alarmante de Stuxnet es que no parece estar dirigido a cualquier ordenador sino que, según Ralph Lagner, experto en seguridad de controles industriales, ha sido especialmente creado para atacar un determinado tipo de industria y puede que hasta una planta nuclear en concreto, situada en Irán.

La alta especialización de este ataque y los recursos necesarios hace pensar a los expertos que ahora trabajan para resolver el enigma de su origen que un país o alguna organización con un muy alto respaldo económico son los creadores del gusano.

En cualquier caso, estamos ante la primera forma descubierta de arma de ciberguerra en todo el sentido de la palabra: su objetivo es infiltrarse en una organización enemiga y destruirla materialmente, no sólo anulando sus sistemas informáticos sino haciendo explotar sus recursos y, en el caso de una central nuclear, convirtiéndolos en un arma contra sus propietarios.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *