Playbutton intenta ayudar a una industria musical agonizante

Que la industria musical se ha hecho añicos a causa de la piratería de música no es ningún secreto para nadie. Mientras que antes cuando un artista era exitoso llegaba a vender decenas de millones de discos hoy por hoy con que venda 4 millones ya se puede hablar de un álbum “exitoso”. No obstante, todavía hay quienes quieren ayudar a que la industria musical recupere un poco de todo lo que ha perdido a causa de la piratería.

Este es el caso de Nick Dangerfield, un diseñador a quien se le ha ocurrido una idea que, según mi opinión, es brillante. Nick Dangerfield propone la comercialización de “Chapitas” denominadas “playbutton” que actúan como un MP3 pero que ya tienen el disco incorporado en su memoria. Dichas “chapas” vendrían también con auriculares y tendrían la imagen del disco que el individuo esté escuchando.

Una forma original de darle una vuelta de tuerca a un antiguo clásico de la juventud (aún recuerdo cuando había quienes coleccionaban chapitas de sus cantantes favoritos) y al mismo tiempo intentar rescatar la industria musical.

Obviamente para que este método funcione y la gente no comienze a “cargar” a las chapitas con sus canciones de Ke$ha y de Katy Perry no es posible transferir las canciones de la chapa. En materia de MP3 su funcionamiento es bastante sencillo, cuenta con el botón de play/pausa y los botones de ir a la siguiente canción u a la anterior.

En cuanto al precio de estas chapas, será el artista quien decida el precio de las mismas. De momento ya hay ocho pequeñas bandas que se han suscrito a este nuevo método de comercializar su música. Comenzarán a distribuirse las chapas en febrero del año próximo aún sin confirmación de sí las mismas llegarán al mercado internacional u si se quedarán en los Estados Unidos.

Vía SlashGear

Loading Facebook Comments ...

2 Comentarios en “Playbutton intenta ayudar a una industria musical agonizante

  1. Corrección el mundo musical no se ha “vuelto añicos” por la “piratería”… los artistas venden menos discos por una simple razón… es mas fácil llevar un ipod nano que tiene unos 4cm de lado y lleva mas de 1000 canciones, las cuales puedes adquirir a menos de 1$ en la iStore, y las tienes de inmediato en tu dispositivo, a que llevar 71Cds de unos 12cm de diámetro y un discman mas grande aún que un disco… a demás los discos se dañan considerablemente fácil a diferencia de los respaldos virtuales… mas eso no quiere decir que obtengan menos dinero, solo que venden menos discos…

    Por otro lado muchos artistas se han apegado al nuevo modelo de compartir su música (o parte de ella) en la web de manera gratuita (o muy económica) y no dejarse consumir por una disquera que se lleve la mayor parte del dinero que ellos producen…

    El invento no parece nada útil ni especial… es lo mismo comprar la música y pasarla a tu ipod o comprar un reproductor de lp a batería y colgártelo al cuello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *