Pareja china vende a sus hijos para sustentar su adicción a los juegos online

Está claro que las adicciones nunca son buenas. No obstante, cuando las adicciones comienzan a perjudicar a terceros es cuando realmente se trata de un problema. Este es el caso de Li Lin y Li Juan. Según pcadvisor La pareja china se conoció en el 2007 un locutorio donde ambos eran aficionados a los juegos online y fue este el gran vínculo que les unió.

Hasta allí todo bien. No obstante, un año más tarde la pareja tuvo un hijo cuando ambos eran menores de 21. A los pocos días de tener al bebé la pareja no pudo contenerse y volvieron ambos al locutorio más cercano a 30 km dejando al bebé solo en la casa. Hasta ahí, aunque una conducta muy inapropiada, no podrá decirse que cometían ningún delito legalmente hablando.

La ilegalidad llegó cuando la pareja tuvo un segundo bebé, en este caso una niña. Al ver que no podían sostener su adicción a los juegos decidieron sacarle rentabilidad a su segunda hija vendiéndola por una suma en torno a los 500 dólares. Los 500 dólares les duraron poco y poco después decidieron que venderían a su primer hijo para continuar pagando su adicción, esta vez por 4600 dólares.

Al ver la rentabilidad que tenía vender hijos, fueron a por el tercero, a quien vendieron por el mismo precio que el primero. La pareja habría continuado con su conducta de no ser por el hecho de que la madre de Li Lin se enteró de lo que estaba sucediendo y les denunció a la policía.

Al preguntarles cómo podían vender a sus hijos, la pareja respondió que no querían hijos sino que los veían como una forma de sacar dinero para sustentar su adicción a los juegos online.

La adicción a los juegos online es un tema muy serio en China donde el estado intenta tomar cada vez más medidas para controlar esta enfermedad que por alguna razón se hace mucho más presente en el país asiático que en el resto del globo.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *