Las pantallas 3D en portátiles perjudican el cerebro

Todo en exceso es malo e, históricamente, el abuso de la tecnología para el ocio siempre trajo algunos problemas con la visión y el cerebro por estar muchas horas delante de una pantalla. Todos alguna vez nos mareamos un poco con maratones de series y películas, pero con las nuevas pantallas 3D el problema es un poco más serio.

Según investigadores de la Universidad de Berkeley, California, la visualización por un largo período de contenidos en pantallas tridimensionales es perjudicial tanto para la vista como para el cerebro de los espectadores.

Este problema tiene su propia denominación que es convergencia acomodativa que, traducida, significa que cuando vemos imágenes en dispositivos 3D los ojos de los usuarios tienen que ajustarse constantemente a la distancia de la pantalla física y del contenido en 3D que ofrece, algo que genera cansancio ocular y malestar.

Este estudio fue realizado a 24 personas adultas y, los investigadores llegaron a la conclusión que el daño es mayor en televisores, ordenadores y teléfonos 3D y más leve en el cine donde la distancia es mayor, aunque los de los primeros asientos seguramente notarán una molestia mayor.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *