El gobierno británico podría bloquear las redes sociales

Revueltas en LondresLas revueltas en el Reino Unido han movilizado toda la red, fundamentalmente las redes sociales y las comunicaciones vía SMS o los chats de los móviles BlackBerry. Pero la historia ha ido tan lejos que el primer ministro británico David Cameron ha anunciado oficialmente en su intervención ante el Parlamento su decisión de suspender el funcionamiento de las redes sociales para frenar la movilización de los sublevados vía internet.

Tal y como se ha publicado en todos los medios, tanto en la prensa escrita e impresa como en los soportes digitales, Cameron está decidido a cerrar las redes sociales siguiendo el mismo modelo de censura que hasta ahora se le ha criticado a China y otros países supuestamente no democráticos. La intención de las autoridades británicas es la de llegar a un acuerdo con los proveedores de internet y la policía local para frenar la influencia que puedan tener Twitter y Facebook en la movilización de los jóvenes dentro del Reino Unido.

La idea es bastante sencilla: intentar bloquear el acceso a las redes sociales de manera tal que se pueda impedir la organización y planificación de los robos y otros actos vandálicos que han sacudido las últimas noches de Londres y otras ciudades británicas que han visto como se saquean los mercados y arden los edificios.

Lo cierto es que esta situación de crisis de la ciudadanía británica se le ha ido algo de las manos a las autoridades del país. Todo comenzó motivado por la misteriosa muerte de un joven en un enfrentamiento con la policía, fallecimiento que en su intento de explicar está lleno de contradicciones. A partir de ahí, se fueron sucediendo una cadena de altercados que cada vez se fueron haciendo más y más organizados. Se dice que fueron precisamente las redes sociales, sobre todo Twitter, las que permitieron ese nivel de perfeccionamiento y coordinación entre los jóvenes en las protestas.

Como no podía ser de otra manera, las autoridades británicas optan por la vía más fácil en todo gobierno desesperado: censurar la red, bloquear el acceso a los internautas e impedir que ciertos y determinados contenidos circulen libremente de un punto a otro del universo virtual… y después hablamos de ciertas y determinadas naciones.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *