La Ecosfera, un universo en miniatura

Recuerdo cuando, de pequeño, me fascinaban esos hormigueros artificiales rellenos de un gel nutritivo que podía sevir como hogar a una colonia de hormigas. Al tener las paredes de un material transparente, uno podía ver todas y cada una de las actividades propias de estos insectos. El problema radicaba en que mi madre no soportaba la idea de contar con uno por el miedo a que se rompiese, llenando la casa de pequeños animalitos de color negro carbón.

Si en aquella época hubiese sido conocedor de las Ecosferas, nada de eso hubiese supuesto un inconveniente.

¿Y qué es, una Ecosfera? Pues se trata de un ecosistema en miniatura contenido dentro una esfera de cristal herméticamente cerrada y repleta de agua, que contiene una serie de organismos unicelulares fotosintéticos, además de un tipo específico de camarones.

Todos ellos guardan un perfecto equilibrio y se autoabastecen, de modo que este mundo en miniatura puede mantenerse en pie de 2 a 5 años (la duración depende directamente de la esperanza de vida de los camarones, pues no son capaces de reproducirse en este hábitat).

Eso sí, hay que ir con ojo con la cantidad de luz que reciben, pues una carencia provocaría la muerte de las algas, y un exceso desembocaría en una superpoblación de estos organismos fotosintéticos.

Según cuentan, este artilugio nace del interés de la NASA por conseguir un medio habitable para el ser humano en las futuras expediciones, intentando proporcionar un sistema autosuficiente capaz de cubrir todas las necesidades que puedan surgir a los tripulantes.

Cabe destacar que esta iniciativa resultó en un fiasco pero, al menos, aportó los conocimientos suficientes como para confeccionar el concepto de la Ecosfera.

En cuanto a su disponibilidad, se compran previo encargo a través de mediadores como Ziclotech, o desde su página web Ecosferas.es.

Se fabrican en diferentes tamaños base y en los dos modelos ya nombrados (esférico u ovalado), cabiendo la posibilidad de solicitar la confección de Ecosferas mucho mayores —aumentando, también, el precio de forma considerable—.

Durante el transporte, deben darse unas condiciones muy específicas, motivo por le cual el envío resulta un tanto especial, viéndose esto reflejado en la lentitud con la que se tramitará el pedido.

Loading Facebook Comments ...

Un comentario “La Ecosfera, un universo en miniatura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *