La planta nuclear de Irán habría sido infectada por un doble agente enviado por Israel y los EEUU

Hace un año saltó a la luz la primer arma de ciberguerra conocida, esto ocurrió tras el sabotaje realizado al programa nuclear existente en Irán, hablamos del virus llamado Stuxnet. Ahora, tras un año del suceso, se especula que quien podría haber introducido este virus informático habría sido un doble agente iraní, el cual se encontraba trabajando para Israel.

Además, se indica que para introducir Stuxnet en la planta nuclear, empleó un pendrive con el cual infecto algunas máquinas dentro de la instalación en Natanz, solo tuvieron que esperar la acción de un usuario cualquiera que pulsara sobre un ícono en particular, esto fue lo que informó ISSSource.

En cuanto a quiénes habrían organizado este sabotaje a la planta nuclear de Natanz, aparentemente podría haber sido algo planificado en conjunto entre Israel y los EEUU, con la finalidad de poder expandir la infección enviaron a un saboteador que asegurase la infección del sistema con un gusano.

Sobre el funcionamiento de Stuxnet, se informó que explota unas cuatro vulnerabilidades hasta entonces desconocidas, las cuales aprovechaban una serie de debilidades en Simatic WinCC Step 7, un software diseñado por Siemens para poder controlar las máquinas de Natanz, de esta forma Stuxnet logró interrumpir el programa nuclear saboteando específicamente las centrífugas utilizadas para el enriquecimiento del uranio.

Link: ISSSource

Fuente: FayerWayer

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *