Diferencia entre XBOX One y XBOX One S

Equipo
Diferencia entre XBOX One y XBOX One S

Las diferencias entre XBOX One y XBOX One S son muy interesantes. Aunque solo se haya presentado en su oportunidad como una simple actualización de Xbox One, la nueva consola ofrece muchas novedades en el programa sobre todo en diseño, formato y almacenamiento. Si todavía no sabes cuáles qué las diferencia, sigue leyendo y entérate…

¿XBOX One S es una actualización de XBOX One?

Una muy buena actualización. Eso es precisamente lo que representa la Xbox One S frente a su Xbox One mayor y esto en todos los aspectos: diseño, capacidad, funciones multimedia, etc. Sin embargo, esto no significa necesariamente que la One S sea la consola a comprar después si ya tienes la clásica Xbox One, respondiendo ciertos puntos de la consola a usos específicos.

¿Cuáles son las diferencias entre la XBOX One y XBOX One S?

Hemos examinado punto por punto las diferencias y desarrollos realizados por el One S con respecto a la Xbox One, para darte a conocer todo sobre la nueva máquina de Microsoft.

Xbox One S: nuevo diseño 

El primer punto que vamos a ver es muy evidente cuando hablamos de las diferencias estre la Xbox One S y la Xbox One: su diseño.

La nueva consola de sobremesa de Microsoft cambia de aspecto respecto a la One, adoptando líneas más cuadradas pero también más sobrias.

  • Color y líneas: el del One S ahora es blanco y no negro, también es estrictamente rectangular; sale el ángulo inferior y la ventilación de la Xbox One. Sin embargo, esto no impide que retome ciertos elementos clave de su predecesor, ya que encontramos el aspecto simétrico "50/50" del One, es decir, una mitad y mitad completa con ventilaciones.
  • Superficie: el casco del One S tiene una superficie lisa - la mitad inferior si se coloca en vertical, y la derecha si se coloca en horizontal - y una superficie grabada con un mosaico de perforaciones circulares. Estas perforaciones también revelan las corrientes del ventilador, formando un círculo abierto.
  • El frontal de la consola es igual de sobrio que su antecesor, solo el botón de encendido pasa a ser físico, donde antes era táctil. Los conectores siempre se encuentran en la parte posterior del dispositivo.

Xbox One S: un formato reducido en un 40% 

Para completar la evolución del diseño, Microsoft también ha reducido el formato de su consola de sobremesa recortando un 40% el tamaño de la clásica Xbox One.

  • Dimensiones: la Xbox One S tiene dimensiones son de 29,5 x 23 x 6,2 cm frente a los 34,3 x 26,3 x 8 cm anteriores. Resultado: el peso pasa de 3,2 a 2,3 kilos para el One S.
  • Compactación de componentes: los componentes están más "compactados" que antes en la Xbox One S, presentándose la consola como un bloque equilibrado y robusto. Por el contrario, la Xbox One clásica se siente "hueca" y muy aireada. Sin embargo, esta compactación permite que el One S respire lo suficiente y no afecta al rendimiento de refrigeración de la máquina.
  • La reducción de espacio: no se limita a la propia consola ya que la Xbox One S, al igual que la PS4 de Sony, prescinde de la imponente fuente de alimentación externa. Por lo tanto, encontramos un cable de alimentación simple en el último modelo para enchufar directamente en la parte posterior de la máquina, en lugar de una fuente de alimentación de dos partes.
  • Almacenamiento: la primera versión de Xbox One tenía "solo" 500 GB cuando se lanzó. Mientras que la Xbox One S está equipada con un disco duro de 2 TB en su versión de almacenamiento máximo, o casi 2000 gigabytes para llenar con juegos, películas y contenido multimedia de todo tipo.
  • Puertos: la nueva consola cuenta puerto USB en la parte frontal de la consola en lugar de en el costado, lo que facilita la conexión de unidades USB. También puede colocar la Xbox One S verticalmente, si lo deseas.

Con respecto al último punto, es necesario optar por la versión de 1 TB con la Xbox One clásica, para tener más almacenamiento solo con la consola, o agregar un disco duro externo como el Seagate Game Drive de 2 TB para Xbox.

Un plus para esta Xbox One S que permite almacenar más datos con total tranquilidad nada más salir al mercado. Como indicación, un juego pesa en promedio 30 GB, lo que significa que el One S podrá albergar casi sesenta juegos.

XBOX One S: Reproducción de vídeo 4K 

Donde la Xbox One S se está actualizando con la competencia es a nivel de vídeo con la PlayStation 4:

La la Xbox One S permite reproducir contenidos de foto/vídeo en 4K UHD. Esto corresponde a una definición de 3840 x 2160 píxeles - la definición "real" de 4K nativo es 4096 x 2160 píxeles -.

En la práctica, ahora puedes reproducir videos en Ultra Alta Definición, siempre que estés equipado con un televisor que te permita disfrutar de dicho contenido.

La clásica Xbox One no ofrecía esta posibilidad. Algo que Microsoft ha hecho bien en remediar (no sin demora) cuando sabemos que la PS4 ya lo permitía.

XBOX One S: Reproductor de Blu-ray UHD 

La Xbox One S está equipada con un reproductor de Blu-ray Ultra HD que te permite disfrutar de contenido compatible instalando la aplicación del mismo nombre. Por lo tanto, es posible controlar el contenido en pantalla directamente con el mando de Xbox One, o bien optando por el mando a distancia opcional para disfrutar de un uso más cómodo con una sola mano.

El motor de escalado promete ser convincente al ofrecer adaptar las imágenes a una resolución superior a su formato nativo.

XBOX One S: Un controlador más autónomo

Finalmente, la última gran diferencia con la Xbox One clásica es el nuevo controlador Xbox One S.

  • El controlador One S blanco es compatible con Bluetooth y Wi-Fi Direct. Esto quiere decir que puedes conectarlo y usarlo con un ordenador o una tablet sin la intervención de un módulo adicional – salvo en el caso de que tu ordenador no permita la conexión Bluetooth por defecto –.
  • Esto hace que el mando sea totalmente autónomo cuando necesites utilizarlo con un dispositivo diferente a la consola.
  • El último detalle que prevalece en la Xbox One S, lo encontramos detrás del mando, y más precisamente en su revestimiento antideslizante que mejora el agarre del pad respecto al de Xbox One.

Podría interesarte: Diferencia entre XBOX One y XBOX One S, Diferencia entre XBOX One y XBOX One S y Juega a la PS2 desde el PC con emuladores.

Las grandes mejoras de la consola Xbox One son la compatibilidad con la resolución 4K y el color HDR. Pero, solo podrás ver esta mejora 4K si tienes un televisor 4K, y solo obtendrás contenido HDR si tienes un televisor 4K compatible con HDR-10. De lo contrario, no notarás ninguna diferencia.

Si tienes un televisor que solo admite Dolby Vision HDR en lugar de HDR-10 HDR, no podrás ver contenido HDR. El fabricante de tu televisor no debería ser compatible con ambos.

Independientemente de las diferencias entre XBOX One y XBOX One S, todas las consolas pueden jugar los mismos juegos de Xbox One. Incluso, los modelos más recientes ofrecen imágenes más nítidas y fluidas así como gráficos más detallados.

Cómo citar: Equipo, (s.f.). "Diferencia entre XBOX One y XBOX One S". En: Internetizado.com. Disponible en: https://www.internetizado.com/xbox/one-vs-one-s Consultado: 2022-09-28 12:17:46.
¿Que te ha parecido el articulo?
Si deseas leer más artículos similares a “Diferencia entre XBOX One y XBOX One S”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de XBOX.